lunes, 30 de noviembre de 2009

Manchas

Las manchas son cambios del color de la piel sin alteraciones en el relieve, o sea se ven pero no se logran percibir a la palpación.

Se clasifican en vasculares o pigmentarias.

Las manchas vasculares son las manchas eritematosas, que se deben a congentión sanguínea o vasodilatación, y se caracterizan por desaparecer a la vitropresión.

En la siguiente imagen se ejemplifica la mancha eritematosa, notese la conformación anular de la lesión, la dermatosis corresponde al Eritema Anular Centrífugo.


Las manchas vasculares que no desaparecen a la vitropresión debido a que existe un extravasamiento de los eritrocitos se llaman manchas purpúricas. Siendo un ejemplo típico la vasculitis.



Las manchas pigmentarias pueden subdivividirse según el origen del pigmento, el cual puede ser endógeno, como la melanina, la hemosiderina y la bilirrubina; o exógeno como los betacarotenos y los tatuajes.

Se clasifican según la intensidad del pigmento en manchas hipercrómicas, hipocrómicas o acrómicas.

Un ejemplo de mancha hipercrómica es el Nevus de Becker.


Un ejemplo de mancha hipocrómica es la Pitiriasis Alba.


Un ejemplo de mancha acrómica es el Vitiligo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada